Emiliano Bar: Un palomense triunfa en Argentina

Publicado por

26-03-2018 | Buenos Aires |

emiliano bar

En una entrevista en Diario Clarín, realizada por Annabella Quiroga, el palomense Emiliano Bar aparece con una plataforma denominada Popey, la plataforma desarrollada por él y Daniel Cleffi (otro compatriota), es para alquilar barcos, lanchas e incluso tablas de surf.

Compartimos la nota completa:

Barcos, autos y delivery atendido por sus dueños

Se prevé que a nivel global el sector facturará US$335.000 millones para 2025. En Argentina suma nuevas aplicaciones. 

emiliano bar
Desde la plataforma de Popey se pueden alquilar, barcos, lanchas y tablas de surf.

 

En Argentina, la economía colaborativa se va expandiendo y suma nuevas ramas y nuevos adeptos. En el país ya están operando plataformas que permiten que los particulares oferten en alquiler sus autos, botes, barcos o incluso su tiempo para actuar como deliverys. Por economía colaborativa se entiende al intercambio de bienes y servicios entre usuarios: ya no es necesario poseer un determinado activo, sino únicamente pagar para tener acceso a él.

Que sea colaborativo no quiere decir que no tenga fines de lucro. La diferencia con una empresa tradicional es que se trata de un modelo de negocio con plataformas abiertas en las que, a cambio de una comisión y al estilo de Amazon o Mercadolibre, facilitan las operaciones entre ofertantes y demandantes. Así se hicieron fuertes a nivel mundial aplicaciones como Uber y, a nivel local, se desarrollaron iniciativas como Iguana Fix, que vincula a profesionales de reparaciones hogareñas o de automóviles con clientes en todo el país, o Afluenta, una plataforma de financiamiento que reúne inversores y tomadores de crédito.

Según la Comisión Europea, la facturación de este segmento en el Viejo Continente fue de 28.000 millones de euros durante 2015. La consultora PWC estimó en 2016 que el mercado para este tipo de negocios ofrecía una oportunidad potencial de US$335.000 millones para 2025.

No hay datos de cuánto factura la economía colaborativa en el país, pero cada vez incluye más actividades. Uno de los emprendimientos más recientes es Popey, una plataforma desarrollada por Daniel Cleffi y Emiliano Bar, dos uruguayos, para alquilar barcos, lanchas e incluso tablas de surf. “Venimos trabajando en el proyecto desde hace dos años y lo lanzamos hace unos meses”, cuenta Cleffi.
“La idea se desarrolla por la experiencia propia de Emiliano, que intentó alquilar una tabla de surf en Brasil y no encontró cómo hacerlo en ninguna página. Volvió y nos pusimos a buscar qué había en la región y vimos que el modelo existe en Europa y Estados Unidos, pero no hay nada de México al sur, por lo que encontramos un nicho para desarrollar. Pero las modalidades son diferentes: en Europa se alquila sin capitán y acá se alquila con capitán. Acá el dueño del barco es el que dirige la navegación y el que se hace cargo de la implementación del seguro”.

Para lanzar Popey recibieron un capital semilla de US$5.000 para validar la idea. “Ahora estamos buscando un socio comercial para desembarcar en julio en algunos puertos de Brasil, como Angra dos Reis. Estamos armando una primera ronda de inversión”. Ya llevan invertidos más de US$70.000 y esperan ejecutar otros US$50.000 en los próximos meses. Tienen más de 400 usuarios registrados y más de 100 publicaciones. El propietario paga una comisión del 17%. En los barcos, el paseo de varias horas arranca en US$55, mientras que en kayaks es de US$15 el día.

Andemus es la primera plataforma colaborativa de Argentina de alquiler de autos entre particulares. Diseñada por cinco socios, requirió de una inversión de US$500.000 en programación, diseño, hardware y marketing. “Tenemos casi 300 autos en todo el país y mas de 1.600 usuarios registrados”, cuenta Nicolas Parmigiani.

El dueño del vehículo recibe aproximadamente un 75% del precio publicado por el alquiler diario. El 25% restante cubre el seguro, gastos comerciales y financieros y la comisión de Andemus (11%). Los precios varían según el modelo y la antigüedad de la unidad.Para autos medianos con 10 años de uso arrancan en $600 por día, para llegar a $5.000 para un modelo premium 2018.
También en un registro “colaborativo” se enmarca la app Glovo, que permite contratar un servicio de delivery para cualquier tipo de producto. Glovo es una compañía de origen español, que ya está operando en Argentina, Chile, Perú, y próximamente lo hará en Uruguay y Paraguay. “El objetivo de la compañía es llegar a más de 30 ciudades en toda Latinoamérica”, contaron los voceros.

“Nos inspiramos en aplicaciones como Airbnb o Uber. Queremos posicionarnos como la única app que te lleva a tu casa u oficina cualquier cosa que necesites, haciéndote la vida más fácil. Transformaremos las plataformas ligadas a las áreas de educación y salud, por ejemplo, que ya se encuentran presentes en otros países, están poco desarrolladas o son casi inexistentes en la Argentina. Otro sector de escaso desarrollo no sólo en nuestro país sino en toda la región lo constituyen las iniciativas de bancos de trabajo o bancos de tiempo. Nosotros traemos el delivery on demand en el país, ofreciendo la inmediatez como premisa”, contó el creador, el español Oscar Pierre.

La plataforma cuenta con un registro de “glovers” (cadetes) que se manejan principalmente en moto y permite comprar, recibir y enviar cualquier producto de su ciudad. Desde su lanzamiento en 2015, Glovo logró 2 millones de instalaciones y supera los 500.000 pedidos mensuales. Para desembarcar en Latinoamérica, la compañía realizó una ronda de financiación de US$30 millones.

Según un estudio del FOMIN-BID, el 13% de las empresas latinoamericanas vinculadas a este tipo de desarrollos fueron fundadas en la Argentina, ubicando al país en el segundo puesto del ranking regional, detrás de Brasil (con el 32% del total).

“La cantidad de iniciativas de economía colaborativa en nuestro país es elevada para el contexto regional”, indica Gabriel Lanfranchi, director del programa de Ciudades de CIPPEC.

Para el especialista, un punto a favor del desarrollo de la economía colaborativa en Argentina es el perfil de la población. “Tomando en cuenta que a nivel global el perfil típico del emprendedor que toma como base la tecnología corresponde a una persona entre 25 y 40 años, la actual estructura sociodemográfica argentina es claramente algo favorable, ya que más más del 40% del total de la población está comprendido en esa franja”. Según CEPAL, la Argentina tiene el porcentaje más elevado, 70%, de usuarios de Internet en la región. Sin embargo, “la expansión de esos modelos en las ciudades del interior del país así como en las zonas marginales de los conglomerados urbanos está teniendo un avance muy desigual”.

Desde CIPPEC están llevando adelante un estudio con el apoyo de FOMIN BID, IDRC y el Ministerio de Producción de la Nación, que busca “construir conocimiento sobre los modelos disruptivos que impactarán en el futuro del empleo y que por tanto afectarán la vida de los trabajadores en las ciudades, con eje en modelos de economía colaborativa con foco en la inclusión socia.El proyecto comenzó en febrero de 2017 y se extenderá hasta 2020.

Anuncios